Wiki Clarence
Advertisement
Hombre de empresa Galería Transcripción
Hombre de empresa/Transcripción
Estreno Estados Unidos10 de marzo de 2016
Latinoamérica22 de agosto de 2016
Company Man
Créditos
Historia por:
Spencer Rothbell, Tony Infante, Sam Kremers-Nedell y Nick Cron-DeVico
Storyboard por:
Tiffany Ford y Michelle Xin
Estado Completa
Personajes
Principales Menores



Cronología
Anterior Siguiente
Cacería de helados Hermano bravucón
08 20
No es necesario editar
Esta transcripción ya está completa, por lo tanto, no hay necesidad de editarla. En caso de notar un error, contacta con el burócrata.


El episodio comienza en una colina cerca del centro de Aberdale, Clarence, Belson y otros niños juegan fútbol, pero Clarence solo mira las nubes

Clarence: Oh, el dulce conejito de nubes, saltando por el cielo, el algodón de azúcar de la naturaleza [sonidos extraños] (con otra voz) revelando su verdadera forma, soy mejor un avión de nubes (con una voz más aguda) ¡oh, no, cuidado! [sonidos extraños]

[Gilben patea el balón y le hace gol a Clarence, los niños abuchean]

Belson: Clarence, ¿hablas en serio? ¡eres el peor portero del mundo!

Clarence: No, en verdad lo vi pasar, solo que estaba ocupado

Belson: [suspira] ¡Ve a buscarlo!

Clarence: ¡Si señor! [se dirige a unos arbustos] un segundo...

[Clarence se esconde en unos arbustos y busca el balón]

Clarence: Está bien. Portero de guardia va a atrapar el balón ¡lo va a atrapar, y...! [Clarence ve el balón] ¡Ahí está! ya casi...

[El balón cae por la colina y acaba en la acera, Clarence llega hacia abajo bastante cansado. Desafortunadamente, un grupo de empresarios empuja el balón]

Clarence: ¡Oh cielos, no!

[El grupo de empresarios lleva el balón hasta un edificio, Clarence los sigue y entra al edificio]

Clarence: ¡Cielos!

[Clarence toma el balón y se dirige a la recepción, donde estaba una mujer escribiendo en la computadora, Clarence toca el ratón]

Señora de la recepción: ¡Ya basta! [La señora descubre que es Clarence] ¡oh! lo siento mucho, no lo esperábamos hoy. ¡Yo pensé que vendría la semana que viene! puede pasar de inmediato, avisaré a todos que está aquí [La señora sostiene el teléfono y anuncia a la empresa sobre la llegada de Clarence] ¡Atención todos! solo me gustaría recordarles que el hijo del jefe nos está visitando hoy [Clarence ya está en el ascensor con el balón en la mano] contribuyamos todos a que pase un buen rato

[De pronto llegan los empresarios para subir al ascensor]

Empresario de camisa celeste: ¡Tenemos que marcar la entrada antes de que llegue el hijo del jefe, vamos, rápido!

Clarence (en su mente): Bueno, todo está bien

Empresario desconocido: No sé quién me asusta más, si el jefe o su hijo

Empresaria: Bueno, escuché que Gurguenson le compró una pizza y lo ascendieron

Empresario desconocido: Si es algo así como "día de traer a tu niño malcriado a comerse tu almuerzo" [risas] [El empresario que está detrás de Clarence se toca el trasero, Clarence lo empuja con el balón de fútbol]

[Jadeos]

Empresaria de camisa rosada: ¡Ahí está!

[Clarence se baja el ascensor en el piso 3 "correo" y los demás empresarios siguen en su camino]

[Clarence sigue a Yanis hasta que entra en una oficina con tubos y cajas de correo]

Clarence: [jadeos] ¿Qué tenemos aquí?

[Clarence pone su cara en uno de los tubos que aspiran cosas, pero luego se aleja al quedarse sin aire y su pelota se va por el tubo]

[Luego Clarence une tres tubos de cartón junto con una caja y finge que es "Pueblo Marrón"]

Clarence: Como tu creador, te bautizo "Pueblo Marrón"

[Janice llega al lugar]

Janice: ¿Jugando con el correo de la empresa? [Janice mueve los tubos] Oh, no, ¡terremoto!

[Janice y Clarence ríen]

Clarence: Uh, oh [risas]

Janice: Tengo que repartir estos ahora [Janice sujeta las cajas y los tubos] ¿Qué te parece si ayudas a la vieja Janice?

[Janice y Clarence suben al piso de ventas, Janice lleva un carro con correo y Clarence va adentro]

Clarence: ¡Chu, chu! Tren del correo, abran paso

[Janice le entrega el correo a la madre de Tinia]

Madre de Tinia (silenciosa): Gracias

[Janice le entrega el correo a un empresario de chaqueta gris]

Empresario: ¡Oh, gracias!

Empresaria de cabello blanco: Bueno, podemos abrirle una nueva cuenta

[Janice le entrega el correo a esa señora, ella lo acepta pero no dice nada]

Clarence: ¡Hora del correo! [Le arroja algunas cartas a la madre de Tinia] ¡Aquí tienes! [Le arroja una caja al empresario de chaqueta gris] ¡Usted también! [Le arroja lo restante a la empresaria de cabello blanco] ¡Y el resto es para ti!

[Clarence se baja del carro y saluda a Janice]

Clarence: ¡Hasta luego, ángel del correo!

[Clarence se va y camina por el pasillo hasta entrar en una sala donde algunos empresarios trituran papeles]

Clarence: ¿Puedo ayudar?

[Los empresarios sacan a Clarence del lugar]

[Clarence sigue caminando por el pasillo mientras patea una pelota de papel]

Luego se muestra una habitación en donde unos empresarios debaten sobre un nuevo edificio

Empresario de camisa celeste: Creemos que con el nuevo modelo más moderno se puede obtener una mejor productividad

Novio de Kevin: ¿Pero debemos renombrar drásticamente toda la compañía?

[Clarence se asoma a la habitación y al ver el modelo del edificio cree que es "Pueblo Marrón"]

Clarence: ¡Pueblo Marrón!

[Clarence se mete en medio donde los empresarios estaban debatiendo]

Clarence: ¡Vaya! esta parte, esta versión de Pueblo Marrón se ve genial. Cielos, hay ventanas marrones, ¡Mira, arbolitos marrones! y hasta tiene... [Clarence nota que las cercas no son marrones] Bueno, esto debería ser marrón. Oigan, el agua debe ser marrón también. Bueno chicos, hicieron un gran trabajo, pero aún necesita un poco más de marrón

Empresario de camisa celeste: Así que ¿quieres que todo sea marrón?

Clarence: Si. Pueblo Marrón

[Clarence se va de la habitación]

Empresaria de pelo naranja: Esto va a costar mucho dinero

Clarence se acerca al ascensor para ir al piso del Sr. Noles. En ese momento un anciano que limpia los pisos se acerca a hablarle

Anciano: Ah, ¿cachorrito curioso quiere saber qué hace papá león? allá arriba es su torre dorada. Debe ser lindo

[Se muestra el cartel neón que dice "Boss" reluciente (Jefe)]

Clarence: Cielos, parece que a nadie le gusta mucho este jefe

Anciano: [risas], ah, bueno, a mi me gustaría si le dijeras a tu viejo que me de un aumento

Clarence: Hmmm... está bien

Anciano: Espera, ¿un aumento? ¿en serio?

[Se acerca la Madre de Tinia]

Madre de Tinia: ¿Podrías darme un aumento a mí también?

[Muchos empresarios llegan y le ofrecen a Clarence sus tarjetas]

[Clarence intenta escaparse pero choca con Fritz]

Fritz: Ey niño, ¿quieres ponerte mi traje?

Se muestra la cocina, donde están Noah y otro empresario con pelo negro

Noah: Debes tener confianza, así es cómo se gana realmente

[Noah huele una comida del refrigerador y llega Clarence a la cocina]

Noah: Oye chico ¿estás buscando a tu papá?

Clarence: Oh, am, no con muchas ganas, no

Empresario de pelo negro: Amigo, ah [ahora hablando a Noah] ¿ese es realmente el hijo del jefe?

Noah: [enojado con el empresario] Oye espera, déjame preguntarte una cosa, ¿cuántas ventas cerraste hoy? ¿estás aquí haciendo negocios? ¿dando lo mejor de ti? ¿o estás allá afuera, señalando con los dedos? [le toca la nariz] ¿cuántas ventas hoy, ah, oh, oh? ¡cero! ¿por qué entonces no tomas ese dedito asqueroso y lo diriges a tu escritorio y ganas dinero para esta empresa? babosita miserable

[El empresario se va de la cocina, pareciendo triste]

Noah (hablando con Clarence): En este mundo solo hay dos tipos de personas, los bobalicones y los grandes, ¿te provoca un sandwich? ¿quieres ser uno de los grandes, cierto? [Noah le da un sandwich a Clarence] ¿no es así? tu padre me conoce, soy Noah

Clarence: [toma el sandwich y lee su nombre] ¿Quién es Mark?

Noah: Un bobalicón. Ese sandwich es para chicos grandes

Clarence: ¿Chicos grandes?

Noah: Dame el sandwich [le quita el sandwich a Clarence] si no estás cerrando un trato, eres un bobalicón, ¿y sabes lo que le hacen a los bobalicones por aquí? [corta el sandwich a la mitad] ¡Los despiden!

[Clarence se asusta]

[Noah le da el sandwich a Clarence y unas servilletas]

Noah. Aquí tienes servilletas

[Noah comienza a servir café]

Noah: ¿Quieres café? por supuesto que quieres

[Noah le alcanza el café a Clarence]

Noah: Oh cuidado está caliente [Noah le quita a Clarence las tarjetas que le dieron los demás empresarios] ¿Qué es esto? no te hace falta esto, bobalicones [arroja las tarjetas al lavamanos y abre el agua caliente] ¡bobalicones! cada uno de ellos [Noah le entrega su tarjeta a Clarence] aquí tienes mi tarjeta, y recuerda hablarle a tu papá de mí, soy Noah, estoy en ventas, ¿te gustan las computadoras? [agarra a Clarence] a los chicos les encantan las computadoras

[Noah lleva a Clarence a la sala de oficinas y lo sienta sobre un hombre dormido, Clarence busca imágenes de monedas en el buscador de la computadora]

Clarence: Tengo que ser un chico grande. Tengo que hacer mucho dinero. Chico grande, mucho dinero [Clarence imprime las monedas]

[Un empresario se dirige a la impresora]

Empresario de anteojos: Oigan, ¿quién está imprimiendo todos estos centavos?

Clarence: ¡Córtalos! ¡Y que sigan saliendo!

[Clarence llama a Jeff, éste último atiende]

Jeff: ¿Hola?

Clarence: Oye Jeff, adivina de donde te llamo

Jeff: De... ¿tu casa?

Clarence: No. Prueba otra vez

[Aparece una mosca cerca del teléfono que comienza a molestar a Clarence]

Jeff: ¿De la escuela?

[Clarence comienza a golpear el teléfono]

Clarence: ¡Fuera de aquí, mosca! ¡Lárgate! [arroja unos lápices] ¡Vete!

[En una oficina donde unos empresarios están reunidos, el líder de la reunión escucha la llamada e intenta disimularlo]

Líder de la reunión: ¡Oh! creo que es el Sr. Gurguenson [presiona un botón del teléfono] Sr. Gurguenson, lo dejo con los inversionistas exttranjeros

[Todos los empresarios lo miran fijo]

[Se vuelve a ver a Clarence]

Clarence: ¡Escúchame, mosca! ¡Apuesto a que hueles mal! [golpea el teléfono] ¡Así que debes largarte ya mismo de aquí!

[En la oficina, los empresarios siguen iguales]

Clarence: ¡No quiero verte más!

[Los empresarios se sorprenden]

Empresarios: ¿¡Qué!?

Clarence: ¡Quiero que te largues, no quiero verte!

[El lider de la reunión presiona un botón en el parlante]

Lider de la reunión (en voz baja): Sr. Gurguenson, ¿qué está haciendo? todos lo oyen

[Se ve a Clarence, ahora se tranquilizó y sigue en la llamada]

Clarence: ¿Jeff?

Lider de la reunión: ¿Sr. Gurguenson?

Clarence: ¡Ah! [corta la llamada]

[En el observador de la bolsa, se muestran que las inversiones extranjeras decaen hasta que llega a 0 y suena una alarma]

Empresario de pelo largo: ¡Todas las cifras están bajando!

Empresaria con cola de caballo: ¡Nos estamos estrellando y quemando! ¡Glen!

[Los empresarios se ponen nerviosos y Clarence intenta escapar mientras los empresarios corren en el pasillo]

[Sin embargo, Clarence choca con Janice]

Clarence: ¡Janice! solo intentaba ser un niño grande ¡no quiero que me despidan!

Fritz (sin traje) (hablando a Clarence): ¡Ese traje te queda muy bien, chico!

Janice: ¡Lo tenemos! es ahora o nunca

Clarence: ¿Janice?

Janice: Tu padre quiere tener una conversación contigo, ¡nada de que preocuparse! [Janice y Fritz meten a Clarence en el ascensor] solo se un niño grande y pórtate bien

Clarence: ¡Janice, escucha, espera!

[El ascensor cierra sus puertas]

[Clarence espera hasta llegar al piso del Sr. Noles]

[El ascensor llega al piso del Sr. Noles y abre sus puertas, Clarence se baja y observa todo el lugar]

Sr. Noles (hablando con algún empresario): ¿Y sabes lo que le hacen a los bobalicones por aquí? ¡Los despiden!

[El Sr. Noles, que estaba haciendo ejercicio, ve a Clarence]

Sr. Noles: ¿Eres tú, hijo? ¡Ven acá, niño!

Clarence: [suspira] ¿Papá?

Sr. Noles: ¡Dame ese jugo! ¡Tal como practicamos! ¡Aquí mismo!

[Clarence, nervioso, abre un refrigerador y saca un jugo, luego se lo arroja al Sr. Noles pero rompe una planta]

Sr. Noles: Ah, algún día lo harás bien

[El Sr. Noles hace pesas con aparatos de 60 y 65 kg.]

Sr. Noles: Ha sido un día extraño, hijo. Primero, nuestro equipo creativo decidió pintar todos sus proyectos de marrón. Fritz está corriendo por ahí medio desnudo. Y perdimos el negocio con los inversionistas extranjeros. ¡Alguien tiene que ser despedido!

Clarence: ¡Fue un accidente!

[El Sr. Noles suelta las pesas y enfurece, volviéndose más musculoso y rompiendo su ropa]

Clarence: ¡Por favor, no quiero que me despidas!

[Clarence se oculta bajo su chaqueta]

Sr. Noles: Hijo, yo nunca te despediría ¡eres mi hijo!

Clarence: ¿Lo soy?

Sr. Noles: Y todas esas personas que conociste hoy son solo ovejas bobaliconas, pero tú eres especial [se muestra un cuadro con una foto de Cynthia y el Sr. Noles, teniendo a Belson bebé] algún día tú me vas a sustituir y serás el próximo gran jefe. [le arroja a Clarence algunas cartas con contenido confidencial] ¡Ahora ayuda a tu papá a quemar estos documentos! hay que deshacerse de todo rastro [El Sr. Noles arroja muchos documentos al fuego]

Clarence: Ah, mamá siempre me dijo que no debía jugar con fuego, pero creo que tú eres mi padre [Clarence arroja los documentos al fuego]

Sr. Noles: Cuando ganas tanto dinero, ¡puedes hacer lo que quieras hijo! [El Sr. Noles rompe su pala y la tira al fuego] ¡Ding dong! ¡Y sin consecuencias!

[El ascensor se abre y llegan Janice junto a muchos oficiales de la NBD, los oficiales arrestan al Sr. Noles. Clarence al principio está asustado, pero luego se calma. Uno de los oficiales apaga el fuego. Los oficiales llevan al Sr. Noles para hablar con Janice]

Sr. Noles: Oye anciana, tú trabajas para mí, ¿John, Jeremy?

Janice: ¡Es Janice! he estado trabajando aquí por más de 5 años [se quita su máscara y se demuestra su cara de anciana y su cabello púrpura] ¡es decir, infiltrada! ¡Está bajo arresto por fraude comercial, lavado de dinero, y uso ilegal de...!

[Fritz llega a la oficina rompiendo una ventana, con un arma de fuego y sin traje]

Fritz: NBD, ¡manos arriba!

Janice: ¿Qué haces?

Oficial de la NBD: Vamos Fritz, hemos terminado

Clarence: Esperen un momento, ¿qué está pasando?

Fritz: El traje te queda bien, chico [Fritz le muestra a Clarence que su traje tenía micrófonos ocultos] apuesto a que no sabías que llevabas micrófonos ocultos todo el tiempo, [risas]

Janice: Oh, caramelito de miel, eso estuvo tan inteligente [Janice besa a Fritz]

Fritz: No en frente de todos, Janice

[Clarence prueba el micrófono, mientras que un oficial revisa el documento de Belson Noles]

Clarence: ¿Hola?

[Los oficiales llevan al Sr. Noles al ascensor]

Sr. Noles: ¡Cuidado gusano! ¡es un traje de $4.000 dólares! ¡te comeré!

Janice: ¡Llévenselo y fíchenlo, muchachos! NBD fuera.

[Janice tira una bomba de humo y ella y los oficiales con el Sr. Noles cierran el ascensor para encarcelar al Sr. Noles]

Luego de un rato, Clarence se queda en su escritorio, siendo el gran jefe

Clarence: Ah, que solo se está en las alturas

[Clarence levanta el teléfono de la empresa para dar un anuncio][ Clarence: Hola compañía, esto es un anuncio oficial, creo que ya me cansé de ser el gran jefe. [Se muestran todos los lugares del edificio luego del encarcelamiento del Sr. Noles] ¿Saben? la vida es rara, un día estás comiendo cereal y al día siguiente solo eres un gran jefe viejo en un edificio grande. Pero lo que estoy intentando decir es, creo que me voy a casa ahora. Les cantaré una canción de despedida.

Clarence (cantando): Todos recuerdan lo bien que lo pasamos en el pueblo mas marrón de todos. Pueblo marrón, el suelo es marrón, y los árboles también, y la cerca es marrón

Empresario restante: ¿Ah, pueblo marrón?

Clarence (cantando): Oh, es el pueblo marrón [termina la llamada]

Clarence: Bueno, eso se acabó

[De pronto, el balón que anteriormente se fue por un tubo llega a las manos de Clarence]

Clarence: Oh cielos, lo olvidé

Se ven a los niños en el parque en el atardecer, todos están recostados en el césped, mirando las nubes, Belson aún está esperando a Clarence

[Llega Clarence]

Belson: ¿Qué diablos, Clarence? te fuiste como por tres horas, el día casi terminó y ahora todo el mundo simplemente está mirando las nubes, ¡ni siquiera trajiste el balón!

[Clarence suelta el balón y Belson se detiene, Clarence se recuesta en el césped para mirar las nubes]

Belson: Tienes que estar bromeando, ya tenemos el balón, ¿podemos jugar ahora? ¡hola!

Clarence: Oye Belson, esa nube se parece a ti

Belson: No. No es así, ¡es solo una estúpida nube! ¿por qué se quedan ahí? ¿están mirando el cielo? [protesta] yo hasta compré un balón y ustedes se quedan acostados ahí [arroja el balón] están despedidos, ¡despedidos! ¿me oyeron? no los soporto

FIN DEL EPISODIO
Advertisement